Gustavo Lezcano


||
martes, 25 de noviembre de 2014

Mi familia es de origen campesino, tengo 8 hermanos, mi padre se llama Pedro Lezcano y mi madre Sixta Espínola, es una familia humilde y trabajadora. Yo comencé a trabajar desde los 8 años en la agricultura con la familia. Mi familia era de creencia religiosa y nunca perteneció a una agrupación política. Nací el 4 de mayo de 1969 y tengo estudios primarios completos. En 1986 hice el servicio militar dos años y dos meses porque era obligación por ley. Apenas al salir después de tres meses ya hemos preparado con los vecinos un grupo de sin tierra en el año 1988, para la ocupación de una tierra improductiva de 5.000 hectáreas con 300 asociados, duró un mes la ocupación, hemos sido desalojados dos veces, una por la policía y la otra por militares conjuntamente con la policía durante la dictadura. El desalojo más cruel de la época por los garrotazos en todas partes del cuerpo, boca para abajo corriendo en cima de nuestras cabezas y gritando: vamos a liquidar a todos estos comunistas, y tirando con los fusiles como estando en la guerra. Había mujeres embarazadas y decían que ahí mismo tenían que producir el parto con garrotes y machetes. Estuvimos presos un par de días en la comisaría de Santa Rosa del Aguaray. Mas tarde en 1990, hemos organizado otra ocupación con 260 personas en una tierra improductiva de 2800 hectáreas, ya en gobierno del general Rodríguez, en una lucha frontal hemos pasado 6 desalojos de todo tipo de procedimientos: maltrato, garrotazos, baleados, muertos. Esa lucha me dio la justa razón de pensar en la injusticia que hemos pasado como pueblo paraguayo. Mi incorporación dentro del Movimiento Patria Libre en el año1990, fui invitado por mi hermano Francisco a esa agrupación política, es decir desde su fundación. De 1990 al 2002 se han formado valiosos líderes para la transformación de la sociedad, ante la injusticia que hemos pasado durante la dictadura y porque no decir, después de la caída de la dictadura continuó todo tipo de represalias contra el pueblo oprimido. El pueblo ha levantado su voz de protesta ante la injusticia ya sea por falta de tierra, salud, educación y otros; hemos emprendido acciones por ejemplo corte de ruta, ocupación de tierras, repudiando la actitud de los vende patria. Patria Libre planteó una política clara dentro de las masas la ideologización del pueblo, para que pueda revertir la sociedad a favor de las mayorías. En el 2002 se produce la persecución directa en contra del partido, secuestrando a nuestros líderes para hacerles callar, a Arrom y Martí. Nunca nos hemos cansado de denunciar todos estos atropellos, hasta inclusive organizamos marchas para repudiar con coraje el hecho ocurrido. Desde el 2004 después de la imputación nuestra diciendo que teníamos una organización delictiva, que nunca se probó desde los organismos del estado, la razón era para callarnos ante los invasores. Hoy estamos presos por nuestra coherencia, por nuestra ideología; por denunciar la injusticia hoy estamos presos. El 2 de marzo entramos a la Argentina legalmente para solicitar refugio, por que ya era insostenible la persecución, estuve 2 meses clandestino antes de viajar, porque sabíamos que hay un tratado internacional sobre perseguidos políticos, si está en peligro nuestras vidas, debíamos recurrir ante la institución encargada para resguardar nuestra integridad física. Recurrimos ante el CEPARE para denunciar el caso ocurrido, ni siquiera se analizó el caso para rechazar el pedido presentado, violando el derecho peticionado. Fui detenido en General Pinto por los gendarmes argentinos el 4 de mayo, porque había una orden de captura del gobierno paraguayo para el pedido de extradición. Hace 8 meses estamos presos, primero en Devoto donde estuvimos 5 meses, luego en Marcos Paz; el 14 de diciembre pasado el Juez Federal Ariel Lijo, ha resuelto conceder la extradición a la justicia paraguaya, a pesar de las denuncias que hemos presentado. Valorando el hecho dentro del marco del estado de derecho y que en el Paraguay funciona normalmente las instituciones.